Actualmente, con todos los grandes avances tecnológicos y en el campo de la medicina estética, existe una infinidad de tratamientos a nuestra disposición. Ya sea para mejorar la salud, como de forma estética o mejorar nuestra calidad de vida, tenemos una gran variedad de procedimientos a nuestro alcance. Uno de ellos, es el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (también conocido como PRM). Hoy, en Clínicas Ferrer, te hablamos sobre esta técnica revolucionaria que tiene numerosos beneficios.

¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas?

Las plaquetas son también conocidas como trombocitos y son células sanguíneas. Se forman en la médula ósea y juegan un papel importante en la coagulación de la sangre. Por ejemplo, si un vaso sanguíneo se rompe, las plaquetas coagularán para tapar la lesión y detener el sangrado. El plasma rico en plaquetas es, como su propio nombre indica, un liquido que posee un número de plaquetas mayor que la sangre periférica, por lo que es idóneo para la reparación de tejidos al generar determinadas proteínas.

¿En qué consiste el tratamiento con PRM?

El tratamiento con Plasma rico en Plaquetas es una técnica que forma parte de la que se considera medicina regenerativa. Este método tuvo su origen en procedimientos dirigidos a la reconstrucción de tejidos, así como usos traumotológicos y ortopédicos. Desde los años 90, los cirujanos lo habían utilizado para la reconstrucción de huesos pero observaron que no sólo era eficaz, sino que hacía efecto a una velocidad increíble.

El método se lleva a cabo a raíz de la sangre del paciente. Es decir, las plaquetas se consiguen gracias a la centrifugación de una muestra de sangre del propio paciente. De esta manera, se consiguen separar los distintos componentes que la forman como plaquetas, plasma rico en plaquetas, glóbulos blancos y glóbulos rojos.  Este plasma rico en plaquetas está compuesto por un gran número de elementos llamados «factores de crecimiento» que favorecen la regeneración y recuperación de lesiones agudas y crónicas del sistema músculo-esquelético. Este procedimiento consiste en la aplicación intradérmica de estas sustancias.

¿Cuáles son los beneficios del Plasma Rico en Plaquetas?

No es necesario ninguna intervención quirúrgica, por lo que no es un tratamiento invasivo. Y, al ser de la propia sangre del paciente, tiene un riesgo mínimo de ocasionar cualquier tipo de reacción negativa. Su uso tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y numerosas aplicaciones:

  • Para el tratamiento de algunos tipos de alopecia, ya que favorece la aparición de pelo nuevo y aumenta el grosor del existente.
  • Para aumentar la elasticidad de la piel y disminuir la flacidez.
  • Para la disminución de las arrugas y el envejecimiento cutáneo.
  • En tratamientos de luminosidad y rejuvenicimiento.
  • Para la estimulación celular.
  • En el tratamiento de artritis, ulceras, lumbalgia e incluso en algunos tratamientos de odontología.

Este tipo de técnicas requiere el seguimiento de un especialista en la materia, ya que no debe ser jamás un procedimiento estandarizado sino adaptado a cada paciente. Por eso, en Clínicas Ferrer te recomendamos acudir a un especialista o a tu clínica de confianza.

Y si necesitas más información sobre este u otros procedimientos, o buscas una clínica de medicina estética en el Campo de Gibraltar, contáctanos  Nuestro grupo de profesionales en medicina holística e integrativa estará encantado de atenderte y asesorarte en todo momento.